Viene la Vainilla a mi Jardín



Viene la vainilla a mi jardín

Se largan los fríos del alma
llegan los heliotropos a la primavera
su vainilla en mi jardín,
y me voy sintiendo entera.

Sobre este lid se acomoda la calma,
la marcha va ligera
el suelo sin el limo ruin
para volar donde quiera.
El amanecer en mi palma,
y en el corazón una quimera.
Que ya llegara el fin,
 y me doblegara la fiera,
donde no hay festín,
sobre una triste ladera,
en el Kiri de su confín,
donde no hay vera con vera.

Se largan los fríos del alma
vienen los aromas de la romancera,
su orujo en mi jardín,
me embalsama la volandera.

Carmen Silza

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Caminando Con Mis Amigos

Google+ Followers

Factoría Poética