Háblame en verso

En Tu Idioma

Conversando con el amanecer



Conversando con el amanecer

Me pregunta el amanecer.


Amanecer.- ¿De dónde vienes?


Yo.- De la oscuridad


Amanecer.- ¿Y ahora, dónde vas?


yo.- Voy de camino


Amanecer.- ¿Cuál?


Yo.- Hacía el nuevo ciclo que el día me da


Amanecer.- ¿Y qué harás con él?



Yo.- Sobres tus hondas, un nuevo periplo...
¿Amanecer, vienes conmigo?
Amanecer.- Desde hace muchos ciclos,
soy tu camarada en el camino,
pero has de saber que, el faro, de nuevo se apagará,
y presente no estaré, y en la oscuridad, tú solo,
tendrás que ir hacia un nuevo periplo.
Pero recuerda, que mañana temprano
de nuevo amaneceré, y si te encuentro,
seré de ti, tendrás una propiedad más, para compartir,
una fresca coronación, de laurel y de astillas.
Como la mejor jema cuídala,
y úsala, para con el Sol arar
y en el apoyo de la Luna, soñar,
cromar y alisar, lo áspero y cetrino
Cuida de tu corazón, que no amanezca tarde,
para sentir que en el día y la noche,
la materia se hiela y arde.

Carmen Silza

Sobre el cálamo de un pincel ¡Que dance el viento!


Unos haikus en honor a la primavera.


 ¡¡¡Feliz primavera!!! 
Queridos compañeros y amigos.6
A disfrutarla!!!



Vamos al poema de hoy
Dedicado al Amor y Desamor
Gracias por vuestra lectura y compañía.


¿Conocéis el Desamor?... Claro que sí, ¡pero qué pregunta más boba!
Si siempre ha estado ahí, presente en la vida, ante nuestro ojos y corazón, porque tiene su sitio en el mundo, porque es humano y tan necesario, a veces, como el Amor.
A menudo nos hace llorar, te encadena y sufres, sientes que te ahoga y no puedes resucitar. Pero entonces es, cuando empieza la cura, la que te abre los ojos y poco a poco va cerrando la herida.
El desamor, primero escuece, pero con el tiempo la llaga cura.
Te da alas, para alejar la amargura.




Cuando asomes a su balcón
Para beber sus rosas
ella estará a otro lado,
sobre una nube sin atamiento,
sobre el lomo de su sosiego.
Si quieres saber dónde está,
puedes creer, que su seda ya no existe,
que aquel anhelo quedó hueco,
sobre la amnesia del tiempo.
Cabalga sobre el cálamo  de un pincel
con las mil formas de una nube
y ya, no hay nada que mecer. 
No hay prórroga, es destiempo
ya no hay rosas en su lienzo,
que te pueda ofrecer. 
 ¡Qué dance el viento...!

Carmen Silza


Presentes y pasados



Es en el jardín,
donde recreó la vista,
el alma y mi frente,
entre retoños y añejos,
tras el tiempo, que con él,
los recuerdos, son buenos siempre,
porque obligan
a mirar de frente.
El buen arte está en mezclar
presentes y pasados,
somos lo que hemos vivido
y lo que en este momento disfrutamos.

Carmen Silza

Caminando Con Mis Amigos

Google+ Followers

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Factoría Poética